thumbnail_3rika

COCTELES Y CHUPITOS CHECOS

Puede parecer difícil de creer pero los checos además de beber cerveza y tener grandes licores (como comentamos en el artículo: ¿Qué bebe un checo?) también son aficionados a hacer combinados, algunos de ellos solo para valientes y otros para kamikazes ya que algunos son auténticas locuras.

Aquí os dejamos una lista con los nombres de algunos combinados típicos checos, probar aquellos que os atreváis y no todos el mismo día.

1- Baborak – Fernet y tónica.

2- Grog – Agua caliente con ron

3- Betón (hormigón) – Becherovka y tónica

4- Svařák – Vino caliente con clavo, canela y azúcar

5 – Houba (la seta) – vino con Coca-cola (calimocho)

6- Tupolev (avión ruso) – Ron con Coca-Cola y vino tinto
7- Mozek (cerebro) – Griotka (licor de guindas) junto con licor de huevo

8 – žabí hlen (moco de rana) – licor de menta (zelená) y de huevo (vaječñák).

9- Polská vlajka (bandera polaca) – Griotka (licor de guindas) y por encima vodka

10 – Semafor (semáforo) – licor de menta (zelená), guinda (griotka) y de huevo (vaječñák).

11- Vodníkovo sperma (esperma de Odino, personaje de cuento checo) – licor de menta con leche

12- Větev (la rama) – licor de menta con ron (en vasos individuales pero se ingieren al mismo tiempo)

13- Čepička (un gorrito) – Stara myslivecka (destilado de frutas) con rodaja de limón, azúcar y café turco por encima.

14- Magické oko (el ojo mágico) – jarra de cerveza de medio litro con un chupito de licor de menta en el interior, vaso de chupito incluido.

 

15- Cesta do lesa (Camino al bosque): cerveza y Zelena Bozkov Permint (licor de menta)

Esta última bebida merece una explicación más extensa sobre como se debe de tomar adecuadamente.

Quizás sea una de las mayores locuras que alguien puede hacer en la barra de un bar. Se empieza con un vaso de medio litro lleno de cerveza. A medida que se va consumiendo el líquido dorada, hay que rellenar el vaso con Zelena Bozkov Permint (licor verde con un 20% de alcohol) hasta que el vaso termine sin cerveza y completamente verde (ya has llegado al bosque).

Alcanzar este punto ya es difícil, pero queda la parte más complicada. Repetir el proceso inverso hasta terminar con el vaso lleno de cerveza otra vez, y lograr salir del bosque. Este son el tipo de cosas que hay que conocer, pero que no son necesarias llevarlas a cabo.

Disfrutar de esta otra parte de la cultura checa, pero con moderación.

 

Deja un comentario